Estás aquíBlogs / blog de adapice / Conclusiones de la Jornada de reflexión sobre el desarrollo del master se Secundaria (Madrid 30 de enero 2011)

Conclusiones de la Jornada de reflexión sobre el desarrollo del master se Secundaria (Madrid 30 de enero 2011)


By adapice - Posted on 25 Febrero 2011

Se presentaron siete ponencias que mostraron las características organizativas del master de secundaria de las especialidades de Ciencias en varias universidades españolas, así como el resultado
de un estudio que recoge la opinión de 20 expertos/as en formación docente, respecto a la puesta en marcha del primer año de implantación del master.
Las distintas aportaciones ponen de manifiesto que existe una gran diversidad de organización, planteamientos, adscripción de
materias, etc. Concretamente:

  • La organización del master no siempre corre a cargo de un único organismo (Facultad de Educación, ICEs), sino que, en ocasiones,
    recae en las Facultades correspondientes a cada itinerario, lo que
    supone una clara disgregación de estos estudios.
  • El encargo de docencia de las materias específicas de la formación
    del profesorado de ciencias también es diverso. Las asignaturas de
    “Aprendizaje y enseñanza de las materias Biología/Geología o
    Física/Química” se adscriben a Didáctica de las Ciencias
    Experimentales en la mayoría de las universidades, aunque hay
    excepciones. Las materias de “Complementos para la formación
    disciplinar”, generalmente se adscriben a áreas de conocimiento de
    Ciencias, siendo habitual que participen tres cuatro o más áreas
    diferentes. En cuanto a las materias de “Innovación e iniciación
    a la investigación”, las diferencias entre universidades son
    mayores, siendo habitual que intervengan áreas diversas
    (determinadas áreas de contenidos científicos; Didáctica de las
    Ciencias Experimentales; Didáctica y Organización Escolar; MIDE).
  • El Prácticum suele desarrollarse en dos períodos, aunque en alguna
    universidad se realiza en un solo período, con carácter terminal.
  • El trabajo fin de master (TFM) tiene distinta orientación en las universidades, aunque el enfoque dirigido al diseño de programaciones y de unidades didácticas suele ser lo más habitual.
  • La dirección del prácticum se realiza conjuntamente (profesor/a de
    secundaria y profesor/a de la universidad). El profesorado universitario que dirige el prácticum y el trabajo fin de master, en la mayor parte de las universidades no solo pertenece al área de Didáctica de las Ciencias Experimentales, sino también a las distintas áreas a las que se adscriben materias del itinerario específico.
  • Los resultados del trabajo correspondiente al análisis de las opiniones de los/las expertos/as, en líneas generales, reproducen
    estos datos y aporta, además, propuestas de mejora que ha sido
    tomadas en cuenta en las conclusiones que se recogen más adelante.

El debate surgido del análisis de esta realidad ha conducido a la redacción de las siguientes consideraciones sobre el recién implantado master universitario de formación del profesorado de secundaria de las especialidades de ciencias.
 

  1. Se considera que la puesta en marcha de este master ha venido a
    satisfacer una reivindicación sostenida durante muchos años, que se
    justifica por una clara necesidad de nuestro sistema educativo.
  2. El reconocimiento de esta formación oficial, sus directrices a nivel
    estatal y su implantación, se valoran muy positivamente, en la
    medida que se espera que tenga una influencia positiva en la formación científica y, por extensión, integral de las nuevas generaciones. Sin embargo su eficacia y éxito van a depender muy
    directamente del esfuerzo y del buen hacer de las instituciones
    educativas (universidades y administraciones) con competencia en este
    máster), del profesorado universitario, perteneciente a distintas
    áreas de conocimiento, y del profesorado de educación secundaria,
    implicado en esta formación.
  3. A pesar de que la normativa estatal data de diciembre de 2007, la
    implantación de este master, en el curso 2009-10, se ha caracterizado por el desinterés institucional, su apresurada puesta
    en marcha, la falta de reflexión sobre la finalidad de estos estudios, etc. Todo ello ha conducido a que exista una gran diversidad de planteamientos en las distintas universidades, e incluso dentro de una misma universidad.
  4. El encargo de docencia en las universidades, salvo excepciones, se ha
    hecho más en función de las “fuerzas” de las áreas de conocimiento que en función de la racionalidad científico/académica.
    Con este improcedente procedimiento, las áreas de conocimiento,
    llamadas “científicas” y “pedagógicas”, se han convertido
    en las grandes beneficiarias de la implantación oficial de estos
    estudios.
  5. En un importante número de universidades, al área de Didáctica de
    las Ciencias Experimentales, a la que por su propia definición y por
    sus competencias docentes e investigadoras corresponde la formación
    específica del profesorado de Ciencias, se adscriben el 50%, o
    menos, de los créditos del módulo específico de la/as
    especialidad/es de Ciencias (Biología/ Geología y Física/Química),
    disminuyendo este porcentaje, incluso al 0%, en la especialidad de
    Tecnología.

Se considera que el éxito de este master demanda el establecimiento de
criterios científicos y académicos, avalados por la investigación
y las tendencias actuales en la formación del profesorado de
ciencias.
Basándonos en ello, se proponen las siguientes acciones
para su mejora:

  1. Para que el master promueva las competencias profesionales que el
    docente de secundaria requiere es imprescindible incrementar la
    coordinación entre las materias del mismo (comunes y específicas).
    Se entiende que el área de conocimiento de Didáctica de las
    Ciencias Experimentales, por las razones antes mencionadas, debe
    jugar un papel central en la coordinación de las especialidades de
    ciencias.
  2. Es necesario clarificar la orientación de las materias “Complementos
    para la formación disciplinar”, de tal forma que resulten
    coherentes con las directrices oficiales y posean el carácter
    didáctico necesario para contribuir a la formación docente. Estas
    materias no deben constituir un mero “repaso” o reiteración del
    contenido científico ya abordado en la licenciatura, sino atender,
    entre otros aspectos al curriculum de Secundaria y a su dimensión
    contextual (social, histórica y epistemológica).
  3. Es necesario también clarificar la orientación de las materias “la innovación docente e iniciación a la investigación educativa” y fijar su ubicación, integrándolas en el módulo específico, tal y como se recoge en la normativa oficial.
  4. Reorientar el sentido y la ubicación del prácticum, que deberá potenciar la conexión entre el módulo específico y el de aplicación. Para ello, se considera importante que las prácticas, en los centros educativos de secundaria, se desarrollen en dos períodos, superando así su carácter terminal.
  5. Reconocer la mutua coordinación del profesorado del master y el profesorado de educación secundaria que participa en el mismo. Urge
    clarificar el estatus del profesor que colabora como tutor/a de
    prácticas o interviene directamente en materias específicas del
    master. En muchas universidades se emplea la figura de profesor
    asociado, que debe asumir la docencia del master además de su
    actividad profesional diaria en el centro de secundaria. Sería
    deseable, como ya ocurre en alguna universidad, que se establezcan
    convenios de colaboración universidad/consejerías de educación,
    con el fin de garantizar una mayor dedicación y especialización del
    profesorado de secundaria al master. Estos docentes deben estar comprometidos con la formación y con la innovación educativa y disponer de una trayectoria profesional que avale dicho compromiso.
  6. Reflexionar y definir cómo debe ser el Trabajo Fin de Master. Este
    ha de promover la madurez profesional, siendo el reflejo del aprendizaje teórico/práctico, adquirido a lo largo del master, que la docencia demanda. La toma de decisiones educativas, su implementación y la reflexión, pueden ser puntos de anclaje a tener
    en cuenta. Todo ello demanda una adecuada dirección por parte de un
    especialista en la formación docente, así como el correspondiente
    reconocimiento en horas de trabajo, que debe ser similar al otorgado
    en otros masteres universitarios.
  7. Reconocer que el master de formación del profesorado tiene un carácter profesional, sin embargo debe abrir las puertas para la investigación educativa, de tal modo que el sujeto que haya superado
    este master puede estar en condiciones de emprender su tesis doctoral
    en el ámbito educativo específico.
Etiquetas

 Logo

Calendario de Eventos

«  
  »
L M M J V S D
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31